The Beerket

30 de julio, 2016 - Proyectos - Comentar -

Proyecto para la cervecería artesanal de moda en Barcelona, Beerket.

The Beerket es un espacio en el centro de Barcelona para todos aquellos que quieran disfrutar del mundo de la cerveza artesana y de calidad. Puedes probar las cervezas en un local tranquilo y acogedor  o llévartelas a casa en uno de los Growlers. Beerket se congratula de tener las mejores cervezas de todos los estilos, siempre frescas y a granel. Comparte con los tuyos la cerveza artesana y la experiencia de The Beerket.

Deja un comentario

El Tibet, tocando el cielo.

11 de mayo, 2016 - Proyectos - Comentar -

 

Una multitud llegada de todas partes da vueltas y vueltas incansablemente día y noche siguiendo el sentido de las agujas del reloj, postrándose con los brazos extendidos hacia delante, recitando sus plegarias o haciendo mover en sus manos los molinillos de oración. Estamos en Barkhor el barrio antiguo tibetano en Lhasa a donde acuden cada día centenares de peregrinos para practicar el kora (circuito de peregrinación) alrededor del templo Jokhang, el más sagrado de todo el Tíbet. A pesar de ser el palacio de Potala el punto más emblemático al que miras cuando te planteas viajar a Lhasa es en este templo de Jokhang  y su barrio donde uno se  impregna de toda la espiritualidad y esencia tibetana.


Palacio de Potala, Lhasa


Durante una semana vamos a recorrer la carretera de la Amistad que une Lhasa con Katmandú, (900 kms), cruzaremos varios puertos de montaña a más de 5000 metros de altura e iremos descubriendo algunos de los templos más significativos del Tíbet que desgraciadamente se han convertido en lugares de retiro y enseñanza budista. Atrás quedan otros tiempos en los que estos monasterios ejercian de centros de la vida espiritual, cultural, económica y política sobre la que se asentaba toda la cultura tibetana.

No podemos olvidar que desde 1950 la violenta ocupación china ha ido dejando un saldo de más de 6.000 monasterios destruidos, más de un millón de monjes muertos, persecución religiosa, política y cultural, convirtiendo al Tíbet por imperativo, en una Región Autónoma de China. Hoy en día la invasión continua, China anima a sus ciudadanos a emigrar a este territorio ofreciendoles sustanciosos privilegios económicos y sociales diluyendo así cualquier atisbo de cultura tibetana que pretenda permanecer. Los comercios están en manos de los chinos, la férrea política de nacimientos es más relajada en esta zona, los militares gozan de grandes prebendas…. Como dice nuestro guía tibetano, One country, two rules.

Nuestro periplo comienza a cinco kilómetros al norte del Monasterio de Jokhang en Lhasa. Sera, fue el último de los tres principales monasterios budistas de gelukpa o secta de la gorra amarilla construido en Lhasa. Bajo la supervisión de Shaka Yeshe fue terminada su construcción en el año de 1419. Shaka Yeshe fue un celebre maestro que viajó a Pekín y a Mongolia para predicar el budismo. El emperador Ming, Xuande, le concedió el título de Tutor del Imperio. Durante la dinastía Ming (1368-1644 dC) albergó a cerca de 10000 monjes. Sera significa “piedra de granizo” en tibetano. En el Monasterio Sera, todos los días  los monjes debaten sobre las doctrinas budistas. 

Merece la pena desviarse un poco de la ruta para llegar al Palacio de Yumbulagang. Según una leyenda Yumbulagang fue el primer edificio en el Tíbet y el palacio del primer rey tibetano, Nyatri Tsenpo. Su nombre significa “Palacio de la Madre y el Hijo” en tibetano. Bajo el reinado del quinto Dalai Lama, se convirtió en un monasterio de la escuela Gelugpa. Lamentablemente, fue gravemente dañado durante la revolución cultural y quedó reducido a una sola planta, pero fue reconstruido en 1983.

Tras varios días subiendo y bajando puertos de montaña nuestros pasos nos llevan a Gyangze la tercera ciudad en importancia, un casco antiguo amurallado mantiene la arquitectura tradicional tibetana. En su extremo se encuentra el kumbum, una pagoda única en el mundo con 7 plantas escalonadas concéntricas en las que se encuentran numerosas capillas adornadas con estatuas y pinturas murales del siglo XIV.

Shigatse, situada entre los ríos Nyang-chu y Yarlung Tsangpo, es la segunda población en tamaño del país tras Lhasa, está a 3.840 metros de altitud. Su principal tesoro es el monasterio de Tashilumpo, residencia oficial del Panchen Lama, segunda figura jerárquica del budismo tras el Dalai Lama. En su momento de mayor actividad, el monasterio albergó a 4.700 monjes.

Antes de llegar a nuestro último destino el monasterio de Rongbuk, nos desviamos de la carretera de la Amistad para visitar el monasterio de Sakya, la fortaleza. Sakya, en tibetano significa "tierra gris" porque la tierra en el entorno del monasterio es de un color grisáceo. Antaño, sus muros estaban pintados en franjas con los colores rojo, blanco y gris que representan a Manyhushri, Avalokiteshvara y Vajrapani respectivamente. El Monasterio Sakya, celebre como el "segundo Dunghuan", albergó a la primera secta Sakya del budismo tibetano creada por su líder Khon Konchog Gyalpo en el año 1073 dC cuando era rey del Tíbet. Sakya ocupa 14 700 kilómetros cuadrados. El Monasterio Sakya tiene 900 años de historia y la secta Sakya llegó a gobernar el Tíbet hasta hace 70 años.

Superado el paso de Gyawola (5.740 metros), también conocido como King Pass, la ruta se adentra en un valle con apenas signos de vida. El silencio solo es roto, por alguna manada de Yaks. Por fin después de más  cien kilómetros de complicada pista solo apta para 4x4, llegamos al pequeño monasterio de Rongbuk muy cerca del campo Base del Everest. Situado a 5.100 metros de altitud, es el monasterio más elevado del mundo y uno de los edificios ubicados a mayor altitud de todo el planeta. Actualmente tan solo viven en él diez monjes. Lástima que a pesar de nuestros deseos no pudimos tener la suerte de contemplar el Everest.


 

Para ver el reportaje clika en el enlace

 

 

Deja un comentario

Ligero de equipaje

13 de abril, 2016 - Equipo, - Comentar -

Salvo mi primera cámara que heredé de mi padre, una voitglander telemétrica con un 50mm y con la que fui descubriendo los fundamentos de la fotografía siempre he utilizado  equipos Nikon. Mi primera Nikon fue una F90, luego vino una F100 y ya en digital una D200  y una D3S . Durante mis viajes y reportajes siempre he tenido que ir acarreando  con un pesado equipo de cámaras y objetivos para poder asegurar una calidad profesional en mis trabajos.

 Ha tenido que pasar mucho tiempo hasta que en el verano del 2014 cayera en mis manos una Fujii X-2 y decidiera dejar todo el equipo fotográfico en casa y emprender un viaje al Tibet   con la X-2 y un objetivo el 23mm 1.4. Las sensaciones no pudieron ser mejores, ya no había marcha atras. Más tarde  también realice alguna boda y reportajes varios y prácticamente casi nunca eché a faltar mi cámara reflex, salvo por el titubeo del enfoque en ciertas situaciones de poca luz y que ha día de hoy con las últimas actualizaciones del firmware poco a pocoo van desapareciendo esas diferencias . Quiero hacer especial incapie en las actualizaciones del firmware que implementa Fuji mejorando  las prestaciones de la cámara  sin necesidad de ir comprando nuevos modelos con apenas novedades como hacen ciertas marcas de todos conocidas.

Actualmente prácticamente todo mi trabajo se desarrolla con 2 cámaras Fuji X-T2 y Fuji X-2 ( como back up) y los objetivos Fujinon 14mm 2.8,  23mm 1.4 y 56mm 1.2.  

A lo largo de este tiempo muchos compañeros de profesión y usuarios  me han preguntado sobre el equipo y sus posibilidades, así que os voy a contar porqué para mi es una buena elección tanto para trabajos personales como profesionales.  Primero de todo explicar que el tipo de fotografía que hago es  de reportajes y viajes, por lo que no necesito de grandes objetivos, tampoco hago deportes, ni fotografio aves,  disciplinas en las que seguramente  a día de hoy  aún tienen una clara ventaja las cámaras reflex profesionales.

Nunca me ha gustado tirar de ráfaga, prefiero dedicar más tiempo a pensar y componer la foto. Supongo que serán vicios de cuando trabajaba  en diapositiva y había que controlar el gasto y asegurar el disparo, y esta cámara me sienta como anillo al dedo. De echo el tener en el anillo del objetivo la selección del diafragma y poder seleccionarlo con la mano izquierda mientras que con la derecha controlo la velocidad  me hace trabajar muy rápido y porque no decirlo me  recuerda las sensaciones  de mi época analógica, llamarme nostálgico pero funciona muy pero que muy bien.

Mi experiencia es que estas cámaras con objetivos fijos, que son los que uso yo, me dan un porcentaje altísimo de fotos enfocadas, incluso cuando trabajamos con diafragmas muy abiertos, 1.4, 1.2.

Muchos me comentan que la calidad de una cámara Full Frame es mucho mayor que la de estas cámaras, yo no he notado diferencias sustanciales, siempre disparo en Raw y lo que procuro a la hora de revelar es buscar un buen programa que aproveche todo el potencial del archivo. Los archivos de Fuji son peculiares por el tipo de sensor que utilizan X-Trans CMOS  y no todos los reveladores son capaces de sacar toda la información a estos archivos. Actualmente estoy probando el Capture One y parece que interpreta mejor los archivos que Lighroom.

Los niveles de ruido están muy cuidados cuando usamos  sensibilidades altas. Puedo trabajar tranquilamente hasta los 3200 iso que para mi ya es suficiente, sobre todo teniendo en cuenta que uso objetivos muy luminosos.

Otro de los recelos clásicos es sobre si el bokeh es mejor en una reflex que en esta cámara, en este caso la balanza se inclina a favor de las reflex  aunque  trabajando con objetivos fijos apenas he notado diferencia, a mi esta leve diferencia me compensa  si  consigo contener el peso y tamaño de los objetivos.

Siempre he sido un defensor de los visores ópticos, seguramente por experiencias anteriores con visores electrónicos con una pésima respuesta en el refresco de la imagen, pero después de probar los de Fuji creo que me costaría volver a los ópticos. El motivo principal a parte de la mejora en el  refresco de la imagen en la que ya no queda en negro la pantalla, se llama histograma en vivo. Poder ver en tiempo real como queda el histograma de la imagen me ayuda a no perder fotos por estar mal expuestas. Además me ayuda a enfocar y componer en situaciones de poca luz.

No entiendo como en plena era digital las cámaras sigue manteniendo el espejo. Su ausencia me permite disparar a velocidades mucho más lentas sin miedo a que salgan trepidadas por el movimiento del espejo. Además estas cámaras sin espejo son  extremadamente silenciosas y te permite pasar más desapercibido.

Como sabeis Fuji siempre ha sido un gran  fabricante de peliculas aún recuerdo las VELVIA, PROVIA, ASTIA  de mi época de las diapositivas, pues bien ahora  Fuji ha creado unos perfiles de cámara que simulan estas películas de una manera asombrosa, en especial el Classic Chrome  que me aportan el punto perfecto de calidez y me simplifican el trabajo a la hora de editar y dar homegeneidad al reportaje.

Y algo que he dejado para el final y para mi ha resultado determinante. El tamaño y el peso. No es lo mismo hacer un reportaje de muchas horas o viajar por el mundo llevando a tus espaldas 10 kilos que  salir con la mitad o menos de peso en tu bolsa. Ni tampoco es igual acercarte a alguien llevando una d3s con un super zoom que acercarte con un pequeño abjetivo en tu cámara.. Claro esto no hubiera sido razón suficiente sino hubieramos comentado antes el nivel de calidad y prestaciones del sistema X de Fuji.

Asi que una vez encontrado un sistema que me aporta calidad y fiabilidad  prefiero viajar ligero de equipaje.

No todas las cámaras y sistemas valen para todos, pero si lo tuyo es el reportaje pausado y puedes prescindir de  abultados y pesados teleobjetivos, Fuji es una buena opción.

 

 

 

Deja un comentario

Bienvenidos

04 de marzo, 2016 - Bienvenidos - Comentar -

Bienvenido, bienvenida.

Me gustaría que este blog te sirviera para conocer un poco más como trabajo, como es mi estilo fotográfico  y cuales son los proyectos en los que  ando trabajando.

Iré publicando todo lo que crea interesante del amplio mundo de la fotografía y que te pueda servir para tener otras referencias, otras miradas de las que aprender.

 

Aitor Etxebarria

Deja un comentario